Soy Andrea, psicóloga con habilitación sanitaria.

Especializada en intervención de problemas clínicos

basado en el análisis funcional de la conducta

Gracias a mi trabajo puedo conocer a las personas para dotarlas de las estrategias necesarias de tal forma que redirijan sus vidas, mejoren su adaptación y por tanto ganen en calidad de vida.

Aprovecho los recursos de las personas para conseguir los objetivos que se plantean en la terapia. 

Desde siempre tuve clara mi vocación por la psicología y por ello me he estado moviendo en distintos ámbitos, interviniendo en diferentes problemáticas y manteniéndome en constante actualización y formación.

Me licencié en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid y completé mi formación realizando el Máster en Psicología Clínica en el Instituto Terapéutico de Madrid (ITEMA) con especialidad en Modificación de Conducta.

Además soy miembro del Colegio Oficial de Psicólogos del Principado de Asturias con número de colegiación O-02908.

Siempre he combinado la atención psicológica en clínica con mi trabajo en la Fundación Bocalán, desarrollando proyectos sociales de entrenamiento y entrega de perros de asistencia para personas con discapacidad física y para niños con autismo. Además he tenido la oportunidad de viajar a varios países, supervisar diferentes casos, así como participar en numerosos congresos, seminarios y conferencias.   En la actualidad paso consulta a través de la plataforma Diván Psicólogos Online,  un recurso innovador que permite obtener atención inmediata independientemente de donde se encuentre el cliente y con una comunicación en tiempo real.

boton-psicologa-divan-2

En consulta busco una buena relación terapéutica y un trabajo en equipo terapeuta-cliente para favorecer el cambio y alcanzar los objetivos de cada persona en concreto.

El proceso consta de varias fases:

1. evaluación del problema

2. análisis funcional del mismo

3. plan de intervención

4. seguimiento.

 

Considero crucial el empleo del análisis funcional para tratar cada caso clínico y poder intervenir de la forma más individualizada posible, acorde con la situación del cliente. Este análisis del problema, nos permitirá ver qué variables afectan al individuo en cada etapa evolutiva, para mejorar la calidad de vida y reducir o eliminar el malestar que producen los problemas que son motivo de consulta.